Get Adobe Flash player

Visitantes ahora...

Hay 21 invitados y ningún miembro en línea

El Batallón cuenta con un Comedor para 50 niños, el cuál fue inaugurado el 12 de Marzo de 1996.Dicho comedor funciona de Lunes a Sábado, en predios de la Unidad.

Atendiendo a la problemática de carácter crítico que significa que un Soldado “Padre de Familia” tenga que atender la manutención de sus hijos con un salario mínimo y que a la vez se le requiere una actividad profesional y de apoyo a la comunidad que no le permite afrontar un empleo subsidiario , el Comando de la Unidad se ve en la obligación de ayudar de alguna manera para paliar esta situación.

El objetivo del mismo es contribuir a incrementar el Bienestar Social de nuestros Soldados y en particular contribuir con la adecuada nutrición de los niños .

El mismo es un referente fundamental para estas familias en lo que hace a la alimentación, brindando un espacio agradable, seguro y con las condiciones de higiene necesarias.
Los niños que concurren al comedor tienen entre 2 y 13 años y son hijos del Personal Subalterno de la Unidad.

El comedor cuenta con mesas y sillas de tamaños acorde y con colores atractivos para los niños. También hay una cocina, la cual se ha equipado con una nueva heladera y otros electrodomésticos a los cuales se accedió por el beneficio de un bingo. Asimismo hay 3 servicios sanitarios tanto para niños como para adultos.

El almuerzo se organiza en tres etapas , teniendo en principio un momento de esparcimiento, que se realiza tanto dentro como fuera de la instalación, ya que se cuenta con juegos infantiles. A las 12:30 se sirve el almuerzo, previa higiene de manos y a las 14:00 se da el cierre pudiendo los mismos volver al área de juegos infantiles.

Mediante un convenio con el Instituto de Formación Docente, se logró que durante las horas que los niños permanecen en el Comedor, sean acompañados por estudiantes de Magisterio.

De esta manera, las maestras le estarán inculcando "buenas costumbres", "hábitos saludables" en un ambiente sano y de esparcimiento. Todo constituye proveer de rutinas estables lo cual resulta necesario para los niños.
En lo que respecta a la alimentación, se sirve una porción de comida por niño asesorado por una Nutricionista, acompañada de pan, jugo y postre. En varias oportunidades y dependiendo de la disponibilidad se incorpora leche. Entendiendo la importancia de una buena alimentación para el desarrollo, especialmente en estas etapas, es que se intenta proveer una variedad adecuada de alimentos, teniendo en cuenta las limitaciones que hacen a los rubros con los que se cuentan.

Complementando todo lo anterior y también mediante un convenio con el mismos Instituto, estos niños reciben, cuando así lo requieren los padres, clases de "apoyo escolar", lo que provee de una invalorable ayuda en los rendimientos educativos de los mismos.